Buscan candidatos dar golpe decisivo en segundo debate presidencial

posted 16 Oct 2012, 03:42 by Meriposa World   [ updated 16 Oct 2012, 03:42 ]

Nueva York, Estados Unidos 

Todas las miradas volverán a concentrarse esta noche en el nuevo choque entre los dos hombres que pujan por el liderazgo de Estados Unidos. Pero esta vez será el Presidente, Barack Obama, y no su rival, Mitt Romney, quien cargará con la presión de dejar una buena imagen.

Ambos candidatos buscarán hoy dar el golpe decisivo en la Universidad Hofstra, en Hempstead, cerca de Nueva York, en el segundo de los tres debates presidenciales antes de los comicios el 6 de noviembre. Obama tratará de recuperarse de su traspié del primer encuentro, en Denver, mientras que Romney intentará reforzar su repunte en las encuestas.

La serie de debates antes de las elecciones ha dejado al descubierto cuán cerrada se mantiene la lucha por la Casa Blanca.

Antes del encuentro en Denver, dos semanas atrás, Obama, quien en ese choque se mostró abstraído y dubitativo, parecía encaminarse a una segura reelección, mientras que Romney, quien tuvo un desempeño más sólido, forcejeaba para mantener en pie una campaña a la deriva. Tras ese debate, las encuestas han comenzado a girar a favor del republicano, cuyas posibilidades de triunfo han mejorado.

"Obama no puede permitirse otra mala actuación; no tendrá tiempo para recuperarse", dijo a medios Bruce Buchanan, politólogo de la Universidad de Texas.

El debate tendrá el formato de "cabildo abierto". Los candidatos responderán preguntas del público, algo que le dará una pequeña ventaja a Obama, que suele sentirse más cómodo en este tipo de formatos que Romney, a quien le cuesta conectar con el estadounidense común.

Unos 80 votantes indecisos, seleccionados por Gallup, entregarán sus preguntas a la periodista Candy Crowley, de la cadena CNN, quien seleccionará las que deberán responder los candidatos.

El debate oscilará entre política exterior y asuntos domésticos.

Empatados en las encuestas sobre el voto popular, Obama y Romney han concentrado sus esfuerzos en el puñado de estados en disputa donde se decidirá la elección presidencial, en particular, en dos de ellos: Ohio, donde Obama, que lideraba cómodo, lleva ahora una muy leve ventaja, y Florida, donde Romney logró revertir la ventaja que tenía el Mandatario y aparece ahora al frente en las encuestas, según el promedio del sitio RealClearPolitics.

Pero quizás el dato más alentador para Romney sea el que arrojó la encuesta elaborada por el sitio Político y la Universidad Georgetown: un 51 por ciento tiene ahora una opinión favorable del republicano. Es la primera vez que Romney cruza el umbral del 50 por ciento, una mejora en sus índices de popularidad clave en la recta final a la elección.

Con todo, si algo quedó en evidencia en las últimas semanas es que las encuestas son sensibles a lo que ocurra en los debates.

"Ha sido genial", respondió Obama, cuando le preguntaron sobre la preparación para este debate.

El Mandatario le ha dedicado varias horas a su entrenamiento durante la última semana, sobre todo después del debate de candidatos a la vicepresidencia, en el que su compañero de fórmula, Joe Biden, mostró una actitud más agresiva frente a su rival, Paul Ryan. El resultado, positivo o no, se verá esta noche.

Malo como nunca se había visto

Políticos tienden a minimizar el impacto de los debates en el resultado de una elección presidencial. Pero este año puede ser diferente, sugieren algunos, luego que el republicano Mitt Romney derrotó sobradamente al Presidente Barack Obama en el debate del 3 de octubre, el primero de tres, y mejoró sensiblemente su desempeño en las encuestas.

"No hay ningún antecedente de que algún candidato haya estado abajo en las encuestas antes del debate y gracias a él haya modificado las preferencias y ganado a elección", afirmó el historiador político Allan Lichtman, de la American University.

"Dicho esto, nunca se había visto tampoco una actuación tan mala como la de Obama. Nadie había perdido antes un debate por más de 50 puntos. Estamos en territorio desconocido".

Larry Sabato, analista político de la Universidad de Virginia, está de acuerdo: No ocurre nada con la gran mayoría de los debates políticos, pero a veces hay alguno que sí tienes consecuencias, como éste.

El encuestador David Paleologosm, de la Universidad Suffolk de Massachusetts, indicó que el primer encuentro tuvo un impacto inusual, considerando que la campaña de 2012 ha sido marcada por un número relativamente pequeño de votantes indecisos.

Por tanto, el debate de hoy y el último, en Florida, serán tremendamente importantes para los dos aspirantes, pero en particular para Obama, quien necesita, según Sabato, nada menos que una A.

Ahora eligen los niños

En vísperas del segundo debate presidencial en Estados Unidos, los niños fueron ayer árbitros del duelo entre los candidatos a la Casa Blanca, en un programa de preguntas y respuestas de la cadena Nickelodeon al que sólo Barack Obama se prestó.

El candidato republicano, Mitt Romney, declinó la invitación, según su equipo de campaña, porque su agenda no se lo permitió.

Ésta es la sexta vez que Nickelodeon organiza este evento pregrabado, al que seguirá una convocatoria a votar en Internet.

Los resultados serán publicados el 22 de octubre y son esperados con mucho interés, ya que, según Nickelodeon, en cinco de las últimas seis campañas, los niños identificaron correctamente al ganador.

Por Raphael Mathus Ruiz, Periódico Reforma, 16 de Octubre del 2012

Con información de The New York Times y Agencias

Comments