México‎ > ‎Noticias‎ > ‎Política‎ > ‎

Prevén que 50 mil jóvenes se queden sin estudios en el 2012

posted 4 Aug 2012, 05:00 by Meriposa World   [ updated 4 Aug 2012, 05:01 ]

Ciudad de México 

La mitad de los alrededor de 100 mil aspirantes que no fueron aceptados este año en las principales instituciones públicas de educación superior del área metropolitana del Valle de México tendrán que esperar hasta 2013 por una nueva oportunidad, reconoció ayer José Ángel Córdova.

"Son jóvenes que tendrán que prepararse para poder tener otra oportunidad el próximo año, y nos dan tiempo al gobierno para seguir creciendo. Las universidades no se pueden hacer de un día para otro", indicó el Secretario de Educación.

En entrevista al término de la ceremonia de apertura de la Feria de Educación Superior "Más Opciones" en la Biblioteca José Vasconcelos -en la que, estimó, podrán encontrar espacios para estudiar 50 mil rechazados-, señaló que entre quienes no fueron admitidos se encuentran muchos que lo habían intentado en años anteriores.

"A lo mejor les ha faltado orientación y esta actividad (la feria) les puede permitir encontrar la repuesta a lo que ellos desean", comentó.

El funcionario remarcó que la ampliación de la oferta en el nivel superior de enseñanza requiere de mayores recursos.

Consideró que la próxima administración deberá apostar a la inversión privada mediante proyectos para prestación de servicios (PPS) para incrementar la infraestructura de la educación superior.

"Los PPS permiten tener planteles grandes equipados y poder construir a pasos acelerados los espacios que se están requiriendo", apuntó.

Al inaugurar la feria, que permanecerá abierta hasta mañana, Córdova destacó que durante la actual administración federal la cobertura del sistema de educación superior pasó del 25 al 35 por ciento de la población en edad de cursar ese nivel.

Indicó también que, a diferencia de la mayoría de los países desarrollados, la enseñanza superior en México es accesible en términos económicos para un amplio sector de la población.

"Hay muchos sistemas de financiamiento que permiten que los jóvenes puedan tener acceso a la educación superior, México esta haciendo un esfuerzo muy importante", apuntó.

"Y eso se refleja claramente en que el 70 por ciento de la matrícula de los estudiantes universitarios en México están en escuelas públicas".

Insistió en que parte del problema de los rechazados tiene que ver con la concentración de la demanda en unas cuantas instituciones y carreras.

"Hace falta mucha más información para que conozcan todas esas oportunidades de desarrollo personal, y por supuesto, de una vida digna", planteó.

La Secretaría de Educación, recordó, puso en marcha un centro de atención telefónica con el número 01800 0707000 en el que se brinda información a los jóvenes sobre las oportunidades que existen en el Valle de México.

"Afortunadamente no son solo tres universidades en el Valle de México, hay muchísimas más y de muy buena calidad. (Son) más de 400 instituciones de educación superior en donde pueden ser formados", subrayó.

Por su parte, el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán, reiteró que, contra la creencia de que la matrícula en la UNAM, el IPN y la UAM no ha crecido por falta de recursos, se incrementó en 47 mil estudiantes entre 2006 y 2011.

Sin embargo, advirtió, es imposible que esas tres instituciones den cabida a todos los jóvenes que quieren estudiar.

"El 78 por ciento de los egresados del bachillerato prefieren como primera opción alguna de estas tres instituciones; el 66 por ciento las escoge como segunda opción y el 44 por ciento como tercera. No hay universidad que pueda seguir el paso a semejantes preferencias", señaló.

'Nos vamos decepcionados'

La esperanza de ocupar uno de los 50 mil lugares que ofreció la SEP para los jóvenes que no fueron aceptados en instituciones de educación superior generó altas expectativas.

Desde temprano, miles de jóvenes abarrotaron el acceso a la Biblioteca José Vasconcelos, en donde se llevo a cabo la feria "Más Opciones".

Los hermanos Diego y Karen Reyes llegaron antes de las 8 de la mañana, pero cinco horas después salieron decepcionados.

Ambos cargaban una bolsa llena de folletos de escuelas privadas reconocidas que ofrecen becas de sólo el 10 por ciento de las colegiaturas y de otras de dudosa calidad que dan descuentos de hasta 50 por ciento.

"Veníamos con la expectativa que iban a estar presentes escuelas de gobierno y lo que encontramos fue pura particular. Nosotros no podemos cubrir ninguna colegiatura. Nos vamos muy decepcionados", comentó Diego, quien intentó sin éxito ingresar a la carrera de Acupuntura en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Karen presentó examen para estudiar Trabajo Social en la UNAM, el IPN y la UAEM, pero fue rechazada.

"No nos queremos quedar sin estudiar, estamos desesperados", expresó.

A la feria sólo pudieron entrar los jóvenes. Los papás tuvieron que esperar afuera.

"Si nosotros tuviéramos dinero para mandar a nuestros hijos a una (escuela) particular no estaríamos aquí formados. Venimos porque pensamos que los 50 mil lugares serían en la UNAM o en el Poli, pero ya vemos que no es así", lamentó María Ramírez, quien llegó de Atizapán para acompañar a su hija.

En tanto, la numerosa asistencia y la desorganización provocaron reclamos e intentos de portazo, que fueron controlados por elementos de la Policía Federal y de la Secretaría se Seguridad Pública del Distrito Federal.

A media mañana arribaron integrantes del Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES) para repartir volantes y pedir a la gente que se uniera a su demanda de incrementar la matricula.

"Queremos concientizar a la gente para que se unan y se exijan más lugares y que nos se conformen con escuelas técnicas o tecnológicas, lo que queremos son universidades", indicó Shareny Surisaday, quien ha realizado cuatro exámenes para ingresar a la UNAM, dos para el IPN y dos para la UAM.

Por Mariel Ibarra, Periódico Reforma, 4 de Agosto del 2012 

Comments