México‎ > ‎Noticias‎ > ‎Política‎ > ‎

Recriminan PAN y PRD al IFE por permitir impunidad en la elección presidencial

posted 23 Jan 2013, 15:12 by Meriposa World   [ updated 23 Jan 2013, 15:28 ]

Ciudad de México 

La oposición insistió en que sí hubo uso de recursos ilícitos en la campaña de Enrique Peña Nieto, por lo que recriminó a la Unidad de Fiscalización que no haya investigado a fondo y exonere a los priistas.

En la sesión del Consejo General del IFE, los representantes del PRD y PAN calificaron como una burla a los ciudadanos declarar infundadas la mayoría de acusaciones sobre triangulación, uso de dinero ilícito y rebase de tope de gastos de campaña.

Coincidieron en que con esta determinación, los consejeros electorales dejan en entredicho la equidad y fiscalización que debe darse en un proceso electoral, por lo que se deja abierta la puerta a la impunidad.

"Se configuró el delito de lavado de dinero y por lo tanto esta autoridad electoral debe dar visto a la Procuraduría para que se despeje la duda, de no hacerlo, estará incurriendo en un absoluto encubrimiento", dijo el representante del PRD ante el órgano electoral, Camerino Márquez.

Añadió que el IFE crea una pantalla en la que pese a un sinfín de denuncias sobre los excesos, simplemente se muestra omisa, por lo que de ninguna manera su partido está conforme con la investigación.

En su turno, el representante del PAN, Rogelio Carbajal, ironizó diciendo que aunque la autoridad electoral afirme que se realizaron casi 700 diligencias, habría que cuestionar qué tipo de actos se hicieron.

Esto, argumentó, porque el resultado del IFE es el mismo que se conocía hace 210 días, -cuando se hicieron las primeras denuncias- en consecuencia, para el PAN tampoco es una investigación exhaustiva.

Además calificó como increíble que la Unidad de Fiscalización no se cuestione de dónde salieron 40 millones de pesos que fueron dispuestos en efectivo por el PRI y de qué cuentas salieron 66.3 millones de pesos.

"Lo que está en juego el día de hoy es si el IFE va hacer valer las reglas de fiscalización que están establecidas en el Código Electoral, eso es lo que está en juego, porque venir a declarar infundada una queja en dónde no sabemos en que fueron gastados 66.3 millones de pesos es atentar contra el sistema de fiscalización que está en el Código electoral.

"Les quiero preguntar, si un partido no les sabe decir en qué gasto 40 millones de pesos, perdón, pero si esa no es una conducta sancionable, yo no sé para qué sirve la fiscalización", indicó.

Añadió que la ley es clara en señalar que ningún partido político puede ingresar dinero a sus cuentas y gastárselo.

"Esos 40 millones salieron de una cuenta que constituyó una empresa que se llama Inizzio con un banco que se llama Monex, no es posible saber en qué se gastaron más de 40 millones de pesos", añadió.

El senador Javier Corral, representante ante el IFE del Poder Legislativo, aclaró que aunque su partido reconoció el triunfo de Peña Nieto, no dejará de señalar las irregularidades.

El IFE está obligado a limpiar la elección de 2012, comentó, en lo que representa la principal sombra de duda que tiene la elección, que es el gasto de la campaña del abanderado priista.

"(Debía ser exhaustivo) en el caso Monex y en la turbia triangulación que se ha realizado a través de empresas mercantiles, que en algunos años ni siquiera reporte fiscal tienen y en la mayoría de los casos sus socios ni siquiera tienen la solvencia económica ni mucho menos se dedican al objeto que dicen.

"No está en discusión la legitimidad o no del Presidente, sino si dejamos impunes las conductas irregulares, ilícitos, las trampas, las formas en las que se simula el proceso democrático", expresó.

Afirmó que el IFE cerró los ojos ante las denuncias de muchos ciudadanos sobre el despilfarro, derroche y el gasto insultante en la campaña electoral.

Por otra parte, el diputado federal del PRD, Fernando Belaunzarán, ironizó diciendo que ahora los consejeros pretenden hacer creer a los mexicanos que la campaña de Peña Nieto fue la del candidato más austero de todos los tiempos.

Indicó que un taxi aéreo se cotizó en 6 mil pesos, y el IFE no fue capaz de cuestionarse dicho monto.

"El IFE está en una actitud complaciente hacia quien ya es el Presidente de la República. Nos preocupa que se dé una exoneración habiendo tantas irregularidades", aseveró.

Por Érika Hernández, Periódico Reforma, 23 de Enero del 2013

Comments