Twitter y el espejo de Blancanieves, por Pablo Latapí

posted 26 Oct 2012, 04:49 by Meriposa World   [ updated 26 Oct 2012, 04:50 ]

La predicción tuitera falló y Enrique Peña Nieto no perdió las elecciones.

El próximo 1 de diciembre estará tomando posesión como flamante presidente de México.

Una vez superada la decepción, casi depresión, de los #YoSoy132, simpatizantes y anexas ya que Enrique Peña Nieta no perdió la elección el 2 de julio, a pesar de que vía sus tuits y retuits ellos estaban convencidos que así sería, me gustaría compartir un par de reflexiones del porqué eso que parecía una realidad incuestionable para quienes se sentían mayoría absoluta en nuestro país no sólo no ocurrió, sino que la diferencia entre el candidato presidencial ganador y su más cercano oponente fue bastante significativa.

Es importante tomar en cuenta que toda esa sensación de que Peña estaba perdido se dio precisamente en la red de Twitter. Mensajes iban y venían celebrando ya la hecatombe del priísta. Pero si bien Twitter es mucho más de lo que muchos creemos, también es mucho menos de lo que los tuiteros mexicanos pensaron.

Se calcula que en México existen 15 millones de tuiteros, de los cuales el 65 % tiene menos de 35 años, pero la mitad de ellos tiene menos de 18 años, por lo que no votaron.

Se achica el universo de posible influencia de movimientos como éste.

Quedó de manifiesto que los jóvenes en México son muchos más que los que estuvieron tuiteando y retuiteando contra Peña, y aún dentro de los usuarios de la red, quienes simpatizaron y votaron por él prefirieron estar calladitos y ser observadores.

En el caso de los #YoSoy132, simpatizantes y anexas, cuando vemos el número de seguidores que tienen los que eran los activistas más entusiastas del movimiento en la red tenían, en el mejor de los casos, 200 mil seguidores, pero la gran mayoría no pasaba de cinco mil cada uno. Y los seguidores de los tuits, y aquellos que los retuiteaban, eran siempre los mismos, era el mismo universo que se retroalimentaba a si mismo convenciéndose que Peña perdería la elección. Y eran ellos mismos los que se hablaban y se escuchaban, como el espejo de la madrastra en el cuento Blanca Nieves al que la mujer le preguntaba quién era la más bonita y el espejo siempre contestaba que ella.

Se sigue achicando ese universo.

Si se revisa a quiénes siguen la mayoría de los usuarios de Twitter en México encontraremos que el interés está en personajes como Anahí, Paulina Rubio, Thalía y Chespirito. Los tuiteros están más al pendiente de lo que tuitean Polo Polo, Omar Chaparro y Yordi Rosado, que de los activistas políticos.

Y existe otra particularidad de Twitter en México que lo hace cualitativamente diferente a otros países, especialmente los desarrollados. La gran mayoría de los tuiteros que suelen conformar movimientos como #YoSoy132, simpatizantes y anexas, no dan la cara. Emplean identificaciones o avatares falsos, sus comentarios son anónimos, lo que por muy ingeniosos que sean sus tuits les restan credibilidad y confianza. Y mientras Twitter en nuestro país siga siendo un circo para enviar “graffitis virtuales” y mentadas anónimas podrá ser muy escandaloso pero jamás podrá ser factor determinante en la toma de decisiones de quienes siguen esta red.

Por Pablo Latapí Ortega, I, 26 de Octubre del 2012

Comments